¿Cómo se relaciona la planificación con otras funciones de gestión?

La visión convencional de un gerente es alguien que controla y dirige a sus empleados. Los teóricos de la administración aún citan el control como una de las cuatro funciones de administración. A pesar de esta etiqueta, los gerentes progresistas se esfuerzan por servir como ayudantes y partidarios. De hecho, algunas compañías les dan a los gerentes títulos como "entrenador", "líder de equipo" o "coordinador". Estos títulos ayudan a reflejar el sentimiento de que la administración debe alentar e inspirar, en lugar de regañar y menospreciar. El proceso de gestión responsabiliza a los líderes por el "panorama general". Durante la planificación, los gerentes deciden cómo encajar todas las piezas de ese "panorama general".

Planificación

Los gerentes planean decidir qué llevar a cabo. Durante el proceso de planificación, la gerencia establece qué metas alcanzar. Además de decidir por qué luchar, los líderes deciden cómo lograr los objetivos. La planificación es el primer paso en el proceso de gestión. Las metas pueden ser para un departamento, una división, la compañía completa o para un producto individual. Por ejemplo, puede ser el objetivo de un gerente de una tienda minorista aumentar la lealtad de los clientes en un 15 por ciento dentro de un año. En algunos casos, los gerentes pueden decidir los objetivos para el desarrollo de sus empleados.

Organizando

Organizar es la función de gestión que conlleva la recolección de recursos. Una vez que se implementa un plan, los gerentes deben estructurar una manera de lograr sus objetivos. Los líderes organizan los recursos humanos y materiales de acuerdo con la forma en que planean alcanzar sus objetivos. Si los objetivos son aumentar la satisfacción laboral de los empleados y disminuir la rotación, los gerentes pueden contratar ayuda externa de consultores. También podrían programar más sesiones de capacitación sobre tareas laborales, responsabilidades y conocimientos técnicos. Esto podría significar que los líderes tendrán que ponerse en contacto con los capacitadores, mentores y especialistas de la compañía.

Líder

Dirigir se trata de comunicar el plan a los empleados y asesorarlos en el camino. Los gerentes tratan de motivar a quienes realizan las tareas que son necesarias para lograr sus objetivos. La función principal no es tanto decirles a los empleados qué hacer, sino por qué es necesario hacerlo. Cuando lideran, los gerentes establecen relaciones al responder preguntas, abordar inquietudes y mostrar entusiasmo positivo. Los líderes a menudo no pueden cumplir sus objetivos planificados solos y necesitan inculcar un sentido de trabajo en equipo y armonía.

Controlador

El control se trata de medir los resultados de desempeño contra los objetivos planificados. En otras palabras, ¿los empleados y la empresa lograron lo que querían? Si el desempeño real no alcanzó los objetivos de la gerencia, ¿qué se puede hacer para corregirlo? El control no siempre es una función reactiva, ya que los gerentes pueden intervenir mientras los empleados están llevando a cabo el plan. La intervención puede ser necesaria si el rendimiento real está demasiado alejado. Los gerentes pueden revisar o modificar las metas y objetivos. También pueden utilizar los resultados de rendimiento para planificar objetivos futuros.