Cómo obtener una licencia de Panhandler

En economías en declive, los individuos a veces encuentran formas no convencionales de obtener un ingreso. Algunos recurren a la mendicidad como un medio para subsidiar sus ingresos. En muchas ciudades y pueblos grandes, los mendigos se han convertido en un problema debido a su creciente número de personas. Como una forma de aliviar las preocupaciones de la comunidad y regular el creciente número de mendigos, algunos municipios requieren que los mendigos obtengan una licencia antes de comenzar a mendigar. Por lo general, no es difícil obtener una licencia de mendicidad ya que las ciudades utilizan la práctica para regular la mendicidad, no para evitarla.

Licencia de Panhandler

Una licencia de mendicidad es una forma en que las ciudades y pueblos gobiernan el acto de mendicidad. Al exigir a las personas que obtengan una licencia, las ciudades pueden verificar si el solicitante tiene una orden judicial o un historial de violencia. También pueden registrar al solicitante para hacer un seguimiento del número de mendigos activos en la comunidad. Las comunidades también usan este proceso como una forma de educar a las personas sobre los lugares donde pueden manipularse. También les permiten a las personas saber qué recursos están disponibles para ellos en la comunidad, tales como comedores, casas intermedias y empresas de búsqueda de empleo. Muchas comunidades también tienen ciertas horas en las que los mendigos pueden operar. Se espera que los titulares de licencias sigan estas reglas y pautas establecidas a cambio de una licencia.

Obtención de una licencia

Para obtener una licencia, debe tener una forma de identificación, como una licencia de conducir, pasaporte o identificación estatal. Una tarjeta de identificación emitida por el estado generalmente es aceptable y generalmente es más económica de obtener que una licencia de conducir. Los lugares para obtener una licencia de mendigo varían dependiendo de su área. En algunas ciudades, las licencias se emiten a través de la oficina del recaudador de impuestos. Algunos departamentos de policía también emiten licencias. Los solicitantes deben estar dispuestos a someterse a una verificación de antecedentes penales como parte de la obtención de una licencia. Al aceptar una licencia para mendigar, debe aceptar las reglas de la ciudad que regulan dónde y cuándo puede ceder. Según el municipio, es posible que deba renovar su licencia anualmente. La mayoría de las ciudades no cobran por una licencia de mendicidad, aunque algunas pueden cobrar una pequeña tarifa.

Advertencias

En las ciudades que requieren una licencia de mendicidad, las reglas pueden ser bastante estrictas. No seguir las pautas puede resultar en la revocación de su licencia. Muchas ciudades restringen la mendicidad en áreas escolares, en eventos importantes y cerca de cajeros automáticos. Las reglas también restringen el maltrato agresivo. Si lo atrapan en una ciudad o pueblo que requiere una licencia, es posible que se le pague una multa o se encuentre en la cárcel. Es importante seguir las pautas porque están diseñadas para garantizar la seguridad tanto de la comunidad como del mendigo.

Recursos

Si no sabe si su ciudad requiere una licencia de mendicidad, consulte al departamento de policía local o al ayuntamiento. Además, consulte con el Ejército de Salvación local. Puede tener muchos recursos disponibles para ayudar a los desfavorecidos. También puede informarle sobre las leyes locales de mendicidad y guiarlo a áreas donde no se restringe la mendicidad. Muchas ciudades tienen agencias de caridad, como organizaciones benéficas católicas, que también pueden ayudarlo a encontrar comidas, refugios y otros recursos.