Cómo planificar las actividades diarias de trabajo para el liderazgo

La preparación para un rol de liderazgo generalmente implica realizar actividades de organización y planificación para que sus subordinados puedan completar el trabajo de manera oportuna. Al usar su poder de liderazgo de manera efectiva, puede crear equipos de alto funcionamiento. El desarrollo de liderazgo generalmente implica realizar investigaciones sobre estilos de liderazgo, como autocrático o democrático, y desarrollar las habilidades y el conocimiento para tomar decisiones informadas que permitan a la organización funcionar sin problemas. Planificar las actividades diarias de trabajo como líder generalmente incluye establecer una visión y misión, planificar el trabajo, motivar a los subordinados y evaluar los resultados.

1.

Establece una visión definiendo tus propios valores de liderazgo. Reflexiona sobre el comportamiento de los líderes y gerentes que admiras. Por ejemplo, si valora la integridad, la responsabilidad y la excelencia, prepare una presentación que describa cómo esos valores lo ayudarán a tomar decisiones que guíen a su organización para alcanzar el éxito. Cite ejemplos específicos de acciones que piensa tomar para realizar su visión de su organización, utilizando sus valores de liderazgo personal. Recuérdese todos los días sus valores fundamentales para asegurarse de mantenerse en el camino correcto.

2.

Generar y mantener un plan. Defina las personas, los procesos y las herramientas necesarias para alcanzar sus objetivos estratégicos. Por ejemplo, cree un plan de negocios para guiar sus actividades cada día. El sitio web de Small Business Administration proporciona consejos, técnicas y plantillas para guiarlo a la hora de describir sus objetivos comerciales, identificar tendencias de mercado, estructurar su organización, comercializar su producto o servicio, respaldar a sus clientes y financiar sus operaciones.

3.

Motivar a los subordinados diariamente. Un líder eficaz capacita y mentores subordinados para garantizar que tengan las habilidades y el conocimiento necesarios para realizar las tareas requeridas. Ella también necesita asignar recursos y materiales de manera efectiva, incluidas las finanzas. Al asesorar al personal que necesita asesoramiento, usted define los problemas, hace preguntas, escucha los comentarios de los empleados e identifica un plan de acción que inspira a los subordinados a superar los obstáculos para colaborar de manera más efectiva. Como mentor de los líderes emergentes, comparte su percepción de la estructura, la cultura y los valores de su organización. Al brindar oportunidades de capacitación formal e informal, le permite a su personal obtener las habilidades y la experiencia que necesitan para funcionar de manera efectiva. Esto les permite tomar sus propias decisiones, pensar creativamente y resolver problemas de manera innovadora.

4.

Evaluar resultados. Analice las métricas operacionales, como las ventas realizadas, las tasas de satisfacción del cliente o los costos operativos diariamente. Cree un cuadro de mandos o un panel de control que rastree y supervise el rendimiento de los empleados. Por ejemplo, exija a cada subordinado que genere un informe de estado al final de cada mes que detalle los logros y desafíos. Llevar a cabo revisiones anuales de desempeño para proporcionar retroalimentación a los empleados. Envíe a los empleados mensajes de correo electrónico regulares para comunicar los resultados clave de la empresa para mantenerlos informados sobre el progreso hacia el logro de los objetivos estratégicos. Al hacer que sus empleados rindan cuentas para lograr sus objetivos, usted asegura el éxito continuo de la organización. Reconozca y recompense a los empleados de alto desempeño con bonos, promociones y otros beneficios que demuestren su apreciación por sus contribuciones.