Cómo planificar la capacidad de gestión de la producción

Administrar una instalación de producción significa utilizar su espacio de almacenamiento, maquinaria y mano de obra para completar cada pedido en el menor tiempo posible. La única barrera que enfrenta cada negocio de producción es su capacidad. La verdadera capacidad es el límite superior de las capacidades de una parte de su negocio. Por ejemplo, un almacén lleno a su capacidad no tendrá nada más, lo que eliminará su capacidad para almacenar nuevas existencias. La gestión de la capacidad de sus instalaciones, maquinaria y mano de obra mantendrá la operación fluyendo sin problemas y maximizará el potencial de ganancias de su negocio.

1.

Mira tus instalaciones de almacenamiento. Determine la cantidad máxima de inventario que puede tener en esta área. Esta es tu capacidad de almacenamiento.

2.

Revise sus instalaciones de fabricación. Mire la capacidad de cada máquina funcionando a una velocidad de producción promedio. Esta es tu capacidad de producción mecánica.

3.

Mira los registros de rendimiento de tu empleado. Revise la producción de los empleados que trabajan en cada máquina durante todo un año. Tome un mes de producción promedio para cada equipo y utilícelo como su capacidad de producción de mano de obra.

4.

Revise sus nuevos contratos. Mire el marco de tiempo descrito en cada contrato, así como los materiales necesarios. Compare las necesidades de todos sus contratos en curso y futuros con sus diversos niveles de capacidad.

5.

Agregue empleados para cubrir cualquier déficit importante de producción a largo plazo entre su capacidad y las necesidades del contrato. Los contratistas pueden llenar las necesidades a corto plazo cuando sea necesario. La programación de horas extras para los empleados existentes también puede satisfacer necesidades a corto plazo.

6.

Agregue maquinaria o espacio de almacenamiento solo para contratos grandes y a largo plazo que pagarán dichas actualizaciones. La expansión de su negocio sin un beneficio importante puede obligarlo a declararse en bancarrota.

Advertencia

  • El equilibrio es la clave para la gestión de la capacidad. Nunca tome decisiones apresuradas con respecto a equipos nuevos, empleados nuevos o despidos. Cualquier movimiento importante en estas áreas puede forzar a su empresa a la bancarrota.