Cómo reforzar el liderazgo

Los líderes son los que más se ponen a prueba cuando se alcanzan sus límites personales, se agotan los recursos o la adversidad que enfrentan es abrumadora. Cuando los líderes fallan, las empresas caen. Reforzar el liderazgo dentro de su negocio implica desarrollar una cultura general de apoyo y empoderamiento de la compañía que permita a sus empleados y gerentes prosperar en roles de liderazgo.

Gestionar motivaciones

Muchas teorías han sido expuestas con respecto a la motivación y el liderazgo en los negocios. Algunas teorías sugieren que los factores externos, como la complejidad de las tareas de un trabajador, el presupuesto con el que puede trabajar y los recursos que recibe, contribuyen a crear líderes dentro de una organización. Bajo esta teoría, los líderes están a la altura de los desafíos que se les presentan. Otras teorías sugieren que sus empleados y gerentes se mueven para ser líderes por factores intrínsecos, como los objetivos personales, o lo que sienten que los hace valiosos como contribuyentes en el trabajo y en la sociedad. Como propietario o gerente de un negocio, debe tomarse el tiempo para evaluar los factores que motivan a sus empleados y gerentes a ser líderes. Esto, a su vez, le dará la información necesaria para ayudarlos a convertirse en líderes.

Flujo hacia adelante

La capacidad de liderazgo aumenta cuando la persona con habilidades de liderazgo tiene una situación en la que sus habilidades se pueden aplicar completamente. Cuando un objetivo está lo suficientemente fuera del alcance para que el líder se esfuerce por alcanzarlo, podría encontrarse en un estado de creatividad conocido como "flujo". Mihalyi Cziksentmihalyi, director del Centro de Investigación de Calidad de Vida en Claremont Graduate University, define el "flujo" como el sentido de la atemporalidad, el enfoque intenso y el impulso hacia adelante que las personas experimentan cuando las habilidades avanzadas se combinan bien con un desafío adecuado. Darles a las personas trabajos y tareas que continuamente los desafían a crecer refuerza el liderazgo.

Recompensa públicamente

Puede apoyar el liderazgo en su negocio al recompensar comportamientos como la toma de decisiones, la creación de equipos, la resolución de conflictos, la presentación de nuevas ideas o la previsión de cambios en la industria. Los líderes efectivos también demuestran rasgos como la honestidad y la confiabilidad, el respeto por todo tipo de personas y la capacidad de mantener la calma bajo presión. Cuando recompensa públicamente estos rasgos y comportamientos, empodera a los líderes establecidos e inspira a los líderes potenciales en su organización.

Servicio y apoyo

Pon a los demás primero para guiarlos. Estar al servicio de las personas en su empresa crea un clima de liderazgo que crea moral y lealtad. Capacite a sus empleados y gerentes para que escuchen y se preocupen por todos los que interactúan con su empresa, incluidos clientes, proveedores, inversores, líderes comunitarios y miembros de los medios de comunicación. Esto es clave para reforzar una cultura de liderazgo que ponga las relaciones y el respeto mutuo por encima de los objetivos individuales. Cree un entorno donde las personas quieran resolver problemas y servir a los demás, en lugar de solo marcar un reloj, y el liderazgo en su organización prosperará.