Cómo iniciar un negocio de camisetas desde casa

Año tras año, las ventas de camisetas son una industria multimillonaria. Entrar en el negocio de las camisetas es algo que cualquiera puede hacer en tan solo unas horas con poca o ninguna inversión inicial utilizando sitios web como Shopify, Etsy o eBay. Sin embargo, cuando hay una barrera tan baja para comenzar, debes estar preparado para mucha competencia. Si desea vender camisetas en línea y hacer que otra persona imprima y envíe sus diseños, o imprima sus propias camisetas en casa y las venda localmente, deberá planificar su negocio extremadamente bien.

Seleccione un mercado

Tratar de vender camisetas a todos, en todas partes, es poco probable que funcione bien cuando recién estás comenzando. En su lugar, centrarse en un mercado o nicho específico. Por ejemplo, si planea vender camisetas a nivel local, puede hacerlo bien con diseños que incluyan puntos de referencia locales, que puedan atraer a los turistas y aquellos que viven en su área por igual.

Si está vendiendo en línea, elija un mercado específico imaginando a su cliente ideal por edad, sexo, profesión o pasatiempo, como jóvenes ingenieros o entusiastas retiradas del golf. Lo que apela a un grupo no necesariamente apela al otro. Otra opción es alinearse con una organización benéfica y donar la mitad de sus ganancias a esa organización.

Crea tu marca y algunos diseños

Tener una marca y un logotipo que sean inmediatamente reconocibles para su mercado objetivo es vital si desea crear una empresa de camisetas exitosa. Después de desarrollar algunos diseños en papel o en su computadora, debería ser más fácil crear una marca que refleje los diferentes aspectos de sus diseños.

Si no tienes fuertes tendencias artísticas, necesitas contratar un diseñador gráfico para que te ayude. Solo recuerde tener en cuenta el costo adicional al decidir un precio. Copiar las ideas o obras de arte de otras personas no atraerá a muchos fanáticos y podría llevar a juicios. Registre un derecho de autor para sus propios diseños y registre una marca comercial para su marca.

Seleccione un medio de producción

Hay tres formas de aplicar diseños a las camisetas: transferencia de calor, serigrafía e impresión directa a la prenda. La transferencia de calor suele ser el proceso de menor calidad, pero puede hacerlo desde su casa con una prensa de calor a un costo relativamente bajo. La serigrafía también se puede hacer en casa y es más adecuada para diseños simples que requieren colores básicos. La impresión directa a la prenda ofrece la más alta calidad, pero requiere grandes equipos y una gran inversión inicial.

Compare el tiempo y la mano de obra necesarios para imprimir las camisas usted mismo a los servicios de una empresa mayorista de impresión de prendas. Los proveedores que pueden enviar directamente a sus clientes cuando realizan un pedido en línea en su sitio web pueden ahorrarle tiempo, dinero y el espacio que de otro modo necesitaría para el inventario.

Seleccione un proveedor de camisetas

Ya sea que esté imprimiendo las camisetas usted mismo o solicitándolas a una impresora, la calidad de las camisetas nunca debe dejarse al azar. Solicite una muestra de una camiseta para que pueda ver y sentir el producto antes de comprarlo a granel o enviarlo a sus clientes en línea.

Si está imprimiendo camisetas para un solo evento, como un evento benéfico para recaudar fondos, una camiseta de menor calidad en blanco mantiene los costos bajos y su precio razonable. Sin embargo, si sus clientes están comprando algo que esperan usar durante un par de años, debe invertir en una camisa de mayor calidad. T-Shirt Magazine ofrece una revisión en línea de sus selecciones para los espacios en blanco de mejor calidad.