Cómo iniciar una tienda de segunda mano de ropa usada

Las tiendas de ropa de segunda mano típicamente venden zapatos, accesorios o ropa que se usa, pero en buenas condiciones. Con más personas con un presupuesto y la creciente demanda de modas vintage auténticas, las tiendas de segunda mano que están bien surtidas y operadas pueden ser bastante lucrativas. Abrir una tienda de artículos de segunda mano es más barato que comenzar una tienda de ropa tradicional porque construir un inventario no requerirá tanto dinero. Si le gusta la moda y desea convertirse en empresario, considere comenzar una tienda de ropa de segunda mano.

1.

Concéntrese en un tipo de ropa para vender, como estilos vintage, ropa para niños, vestidos de novia y ropa formal o ropa de diseñador de mujer.

2.

Desarrolle un plan de negocios para su tienda de segunda mano, que incluya los siguientes detalles: análisis de las tiendas de segunda mano que compiten, especialmente las de su nicho; relaciones públicas y planes de marketing; Proyecciones de ganancias a tres años y presupuesto de gastos.

3.

Obtenga los permisos requeridos en su ciudad y estado para operar un negocio minorista, como un permiso de reventa, un permiso de impuesto sobre las ventas y el uso, un certificado de nombre falso o una actividad comercial, y el Número de identificación del empleador.

4.

Arriende o compre un espacio para su tienda. No necesita una gran cantidad de espacio, solo lo suficiente para exhibir su ropa sin abarrotar la tienda, almacenamiento para inventario adicional, y espacio para que los clientes y el personal naveguen por el piso sin tropezar con las cosas.

5.

Fuente de inventario para tu tienda. Hay muchas maneras de hacer esto, incluyendo la compra de las ventas de bienes; publicar anuncios clasificados en línea y en sus periódicos locales; la realización de ventas de garaje; permitiendo a los clientes entrar en su tienda para vender su ropa de segunda mano.

6.

Cree políticas de compra para su tienda, si planea permitir que los clientes le vendan su ropa de segunda mano, incluidas las etiquetas que aceptará, la condición en que debe estar la ropa, cómo se evalúa el valor de la ropa y cómo se compensará a los clientes. tienda de credito o efectivo.

7.

Decora tu tienda de ropa de segunda mano, solo porque estás vendiendo ropa usada no significa que los clientes no esperen un ambiente moderno. Por ejemplo, si vende ropa para niños, pinte las paredes con colores vivos y exhiba impresiones de arte caprichosas. Si está abriendo una tienda de artículos antiguos, use un fondo de pantalla retro y maniquíes a la antigua para mostrar los trajes.

8.

Promociona tu negocio de ropa de segunda mano. Organice un desfile de modas local o patrocine uno en su ciudad, done ropa que no puede vender a un refugio o una organización sin fines de lucro para conectarse con su comunidad, lance un sitio web o abra cuentas de redes sociales para llegar a clientes potenciales.

Cosas necesarias

  • Plan de negocios
  • Permisos de negocios minoristas
  • Espacio de tienda al por menor
  • Inventario de ropa
  • Tienda de decoración y mobiliario.