Cómo iniciar un asistente virtual en el hogar

Un asistente virtual basado en el hogar proporciona servicios de asistencia a empresarios y empresas. Si inicia este tipo de negocio, trabajará virtualmente, lo que significa que puede utilizar Internet, teléfono, fax y otras herramientas para proporcionar soporte administrativo y otros servicios a sus clientes. De hecho, puede proporcionar una amplia gama de servicios valiosos sin tener que estar en la misma habitación con sus clientes. La asistencia virtual puede ser un negocio lucrativo, y la parte más difícil puede ser comenzar.

1.

Evalúe las habilidades que puede utilizar en un negocio de asistente virtual en el hogar. Si tiene experiencia o habilidades en servicio al cliente, marketing, ventas o administración de oficina, puede hacerlo bien en este negocio. Incluso puede comenzar este negocio si tiene experiencia trabajando como asistente de bienes raíces o si tiene experiencia en diseño web o gráfico.

2.

Decida los servicios que le gustaría ofrecer en su negocio de asistente virtual. Algunas personas optan por centrarse principalmente en el trabajo de secretaría, mientras que otros pueden optar por dirigirse a clientes que necesitan asistencia inmobiliaria o trabajo de escritura. Puede crear una lista de servicios que abarque una gran variedad de tareas de asistente virtual o posicionarse como un experto en un solo nicho.

3.

Obtener una licencia de negocios. Aunque operará su negocio desde su propia casa, es probable que tenga que pagar una tarifa y completar una solicitud de licencia comercial. Puede conocer los requisitos para la concesión de licencias comunicándose con el departamento de licencias e inspección de su ciudad o pueblo o con el tribunal del condado.

4.

Configure una oficina o espacio de trabajo dedicado en su hogar. Debido a que proporcionará soporte virtual a una persona de negocios o compañía, por lo general necesitará una variedad de suministros y equipos. Por ejemplo, es posible que necesite una computadora e impresora confiables, un escáner, un teléfono con contestador automático o servicio y una fotocopiadora. Es posible que también necesite una máquina de fax, papel, bolígrafos, grapadoras y otros suministros básicos de oficina.

5.

Investigue herramientas en línea que faciliten la comunicación con los clientes. Puede utilizar los servicios de correo electrónico, mensajería instantánea y telefonía por Internet para su negocio. También puede usar herramientas de Internet que le permiten realizar reuniones a través de Internet e incluso mostrar la pantalla de su computadora a sus clientes.

6.

Prepare un plan de negocios que detalle cómo iniciará, administrará y comercializará su negocio. También puede incluir detalles sobre cómo eventualmente expandirá su negocio. Un plan de negocios sólido puede ayudarlo a mantenerse en camino de alcanzar sus metas.

7.

Establezca sus precios. Puede establecer un precio general por hora para sus servicios o variar sus precios dependiendo de la tarea que esté realizando. Investigar otros negocios de asistentes virtuales puede darle un punto de partida para establecer sus tarifas.

8.

Decidir en un horario de trabajo. Muchos asistentes virtuales mantienen el horario laboral normal y trabajan entre seis y ocho horas por día. Como este es su negocio, puede elegir el horario a tiempo parcial o completo que satisfaga sus necesidades y se ajuste a sus otras responsabilidades.

9.

Crea un sitio web para tu negocio de asistente virtual. Úselo para publicar artículos y otro contenido que incluya palabras clave relacionadas con los servicios que ofrecerá.

10.

Comercialice su negocio a través de folletos, volantes, negocios, tarjetas y anuncios en línea y periódicos. Usted puede asistir a eventos de redes de negocios y también pedirles a sus familiares y amigos que lo recomienden.

Propina

  • Red con otros asistentes virtuales. Al hacerlo, puede obtener referencias, ideas para conseguir clientes e incluso oportunidades para realizar trabajos de desbordamiento.