Cómo iniciar un negocio de distribución mayorista

Las empresas de distribución al por mayor también se conocen como empresas de logística y almacenes públicos de terceros. Iniciar un negocio de distribución al por mayor requiere varios elementos clave, pero puede ser bastante rentable. Estas empresas venden productos con descuento a los minoristas, quienes luego aumentan sus costos de compra en un esfuerzo por obtener ganancias al vender a los consumidores. Los distribuidores mayoristas son un enlace vital entre minoristas y consumidores para todo tipo de negocios, incluidos aquellos que operan en ubicaciones físicas y en línea.

Se especializa en un tipo de producto para su negocio de distribución, como alimentos secos, cosméticos, libros, electrónica o ropa.

Desarrolle un plan de negocios para su negocio de distribución mayorista, incluido el análisis de mayoristas que compiten entre sí; proyecciones de ganancias y un presupuesto de gastos para tres años; Estrategias de marketing y relaciones públicas.

Obtenga los permisos requeridos en su ciudad para iniciar un negocio minorista, como un permiso de reventa, un certificado de nombre ficticio, un permiso de impuesto sobre las ventas y el uso o un Número de identificación del empleador.

Arrendar o comprar un almacén comercial. Si vende alimentos al por mayor, asegúrese de tener un almacén seguro para alimentos y con temperatura controlada. Considere si sus instalaciones necesitarán un muelle de carga, ya que esto puede aumentar su costo.

Compre el inventario de los fabricantes en su nicho, asegurándose de que obtenga un descuento para el distribuidor, que suele ser del 60% al 80% del precio minorista. Para este descuento, normalmente necesitará comprar varios cientos de dólares en mercancía a la vez. Su negocio no puede prosperar si compra inventario a precio mayorista, ya que tendrá que vender los productos al por mayor a otros minoristas; el precio al por mayor es generalmente del 40 por ciento al 60 por ciento del precio al por menor

Por ejemplo, suponga que compra zapatos que se venden a los consumidores a $ 25 por par. Su costo no debe ser superior a $ 10, lo que le permitirá vender los zapatos a minoristas por al menos $ 15. Luego, los minoristas aumentarán su precio de compra al precio minorista estándar.

Ofrezca incentivos para que los minoristas le compren. Por ejemplo, puede ofrecer envíos con descuento, servicios de envío directo o descuentos por volumen.

Promociona tu negocio entre los minoristas. Únase a una red profesional, como la Asociación Nacional de Distribuidores Mayoristas, lance un sitio web donde los minoristas puedan ver el tipo de inventario que ofrece o dar un descuento a los miembros de su asociación de minoristas preferidos.