Estructura multidivisional en el lugar de trabajo

Cuando está operando un negocio, es esencial que considere la estructura formal de la organización. La estructura de la organización afecta la forma en que funciona su lugar de trabajo y tiene un efecto en la forma en que sus empleados hacen su trabajo. El formato multidivisional es una configuración simple y directa que ofrece una estructura organizativa distinta. Antes de seleccionar este formato, considere sus ventajas y desventajas.

Visión general

En una estructura multidivisional, hay una compañía matriz que consta de varias divisiones diferentes que operan negocios separados. Legalmente, la empresa matriz es propietaria de todas las divisiones, pero la empresa matriz otorga a las divisiones una autonomía significativa, lo que les permite actuar de manera independiente.

Ventajas

Los trabajadores en una estructura multidivisional típicamente tienen un mayor control sobre las tareas que deben completarse en la oficina de la división individual. Esto permite que el negocio sea más flexible. Cuando se producen cambios, normalmente se notan en el nivel de los trabajadores divisionales, que luego pueden adaptarse a los cambios tomando medidas inmediatas. La estructura multidivisional también permite a los trabajadores enfocarse en un área específica de negocios, lo que hace que las divisiones estén altamente especializadas en su área de especialización.

Desventajas

Una estructura multidivisional puede plantear desafíos significativos, especialmente para una pequeña empresa. El mayor desafío para una pequeña empresa es el factor costo. Configurar una serie de divisiones diferentes puede ser costoso debido a la duplicación de funciones dentro de la organización. También puede ser difícil mantener la comunicación entre las divisiones, lo que dificulta que los trabajadores compartan información y colaboren.

Pesando las opciones

Al decidir si una estructura multidivisional es o no adecuada para su negocio, considere si los costos y las dificultades serán superados por las ventajas. Si su empresa apenas logra sobrevivir debido a los bajos márgenes o las bajas ganancias, es probable que no pueda pagar los costos. Si su empresa es altamente rentable y busca crecer, es posible que pueda administrar estos gastos. También considere el tamaño de la empresa y el alcance de su trabajo: una estructura multidivisional se adapta mejor a una empresa con más de 100 empleados que trabajan en dos o más áreas de negocios.