Necesidad de participación de los empleados para el crecimiento de las organizaciones.

La noción de participación y participación de los empleados para fomentar el crecimiento de las organizaciones empresariales es una que tiene solo unas décadas. Inicialmente, los escépticos temían que un enfoque de este tipo estuviera condenado a convertirse en un caos, similar a un conductor de autobús que permite a múltiples pasajeros dirigir simultáneamente. Sin embargo, cuando se utiliza de manera efectiva, la participación de los empleados puede llevar a una mayor satisfacción en el lugar de trabajo, una mayor rentabilidad y un crecimiento más rápido.

Un ambiente de equipo

Los modelos de negocios tradicionales dependen de los empleados dentro de cada departamento de una empresa que se concentran únicamente en la descripción de su trabajo singular. A menudo tendrían poca conciencia de cómo su papel se relaciona con el de los demás. Tales preocupaciones pertenecían solamente a la gerencia. Cuando los empleados se ven a sí mismos como partes valiosas de un equipo unificado que cumple con los objetivos más amplios de la empresa, su trabajo alcanza un nuevo significado y propósito. Esto se traduce en un entorno de trabajo dinámico en el que todos se sienten invertidos en el éxito de la empresa.

Establecimiento de metas y reconocimiento

Para que la participación de los empleados sea efectiva, la gerencia debe compartir los objetivos comerciales y las metas mensuales y anuales con cada departamento. Haga que los empleados se entusiasmen con la dirección de la empresa que la administración prevé e inspirados para ser parte de la oportunidad de hacerla realidad. Fomente el establecimiento de objetivos individuales e interdepartamentales durante un período de tiempo predeterminado, con beneficios y recompensas para aquellos que tengan éxito. El reconocimiento público es un motivador poderoso, y las compañías más exitosas saben cómo usarlo para vencer a su competencia.

Empoderamiento a través de la responsabilidad

Con demasiada frecuencia en entornos comerciales, un empleado puede no responder a la queja de un cliente porque se trata de un problema fuera de su área de responsabilidad. En estos casos, el cliente o el cliente se frustran por no satisfacer una necesidad y deben tratar de ubicar la cadena de comando adecuada. La pérdida de ingresos típicamente resulta. Esto es especialmente cierto en las industrias de servicios. Un enfoque que ha demostrado ser exitoso en hoteles de lujo es capacitar a cada empleado que recibe una queja para hacer lo que sea necesario para resolver el problema o notificar a la parte apropiada del problema. Luego realizan un seguimiento personal para garantizar que el cliente esté satisfecho.

El panorama

La participación de los empleados no significa que la administración simplemente entregue las riendas de la organización a los trabajadores. La administración aún es necesaria para monitorear la operación en general, aprobar o vetar decisiones y mantener todos los aspectos del negocio funcionando sin problemas. En el acelerado entorno de negocios de hoy, cuando cada empleado entiende que sus contribuciones y aportes son invaluables para el éxito de la empresa, pueden trabajar con mayor entusiasmo y experimentar más orgullo por el crecimiento de la organización y las subsiguientes ganancias.