Influencias organizativas y el efecto queso suizo

El análisis de fallas beneficia a los propietarios de pequeñas empresas de dos maneras. Primero, determinar por qué ocurrió un problema le permite tomar medidas específicas para asegurarse de que un problema en particular no vuelva a ocurrir. En segundo lugar, el análisis de fallas ayuda a identificar las deficiencias estructurales que fomentan un entorno propenso a los accidentes. Por ejemplo, las influencias de la organización, como la falta de consideración general por los problemas de seguridad, podrían contribuir a los accidentes en el lugar de trabajo. El "efecto queso suizo" describe el papel que desempeñan tales factores en las fallas de su negocio.

Teoría

El "efecto queso suizo", también conocido como "efecto de acto acumulativo", proviene del trabajo de James Reason, un psicólogo británico que analizó las fallas sistémicas en términos de cuatro niveles de error humano: supervisión insegura, condiciones previas para actos inseguros, Actuaciones inseguras propias e influencias organizativas. Cuando los cuatro niveles de falla potencial se alinean, los accidentes son inevitables. La teoría se aplica a pequeñas y grandes empresas por igual.

Cuatro niveles

La razón argumenta que, al igual que los agujeros en rebanadas adyacentes de queso suizo, las fallas tienen aspectos diferentes pero interconectados. Por ejemplo, un accidente que ocurrió durante la primera entrega de un conductor de camión novato podría ser el resultado de cuatro fallas distintas: falta de supervisión adecuada en la forma de un pasajero experimentado; condiciones previas inseguras, como no garantizar que la carga se atara correctamente; Conducción deficiente, que es el acto inseguro en sí mismo; e insuficiente formación, una falla de influencia organizacional. Si el propietario de una pequeña empresa resuelve problemas en los cuatro niveles, es menos probable que ocurran fallas.

Influencias Organizacionales

Las influencias negativas dentro de su pequeña empresa pueden variar desde actitudes que fomentan conductas inseguras hasta procedimientos de capacitación ineficaces hasta conductas cliquish que inhiben la comunicación. En otras palabras, las influencias organizativas que contribuyen al fracaso son condiciones generales, no el comportamiento o la mentalidad de individuos aislados.

Información de expertos

Las soluciones sistémicas son necesarias para lograr un cambio generalizado, y tales cambios requieren la experiencia de un experto para garantizar un diseño, implementación y mantenimiento adecuados. Por ejemplo, un experto en recursos humanos podría tomar los siguientes pasos para reparar una pequeña empresa que sufre accidentes frecuentes: definir problemas existentes; diseñar un conjunto eficaz y completo de soluciones para reparar los problemas sistémicos; implementar los cambios de una manera que fomente el cumplimiento; y, finalmente, sugerir estrategias de monitoreo para asegurar que la empresa mantenga las mejoras.