Culturas positivas en las empresas

La cultura de una empresa es el entorno y la actitud general en el lugar de trabajo en base a experiencias pasadas y actuales. Si bien los beneficios de los empleados ayudan a crear un ambiente de trabajo positivo, la cultura va más allá de los aspectos físicos para incluir la actitud y el trato de los empleados. En lugar de permitir que la cultura de la empresa se desarrolle, tome un papel activo en la creación de una cultura positiva para sus empleados.

Definición

Una cultura empresarial positiva permite que los empleados se respeten y esperan un trabajo de calidad todos los días. Un ambiente positivo a menudo fomenta la colaboración. La gerencia confía en la experiencia y la toma de decisiones de los empleados, lo que les permite asumir proyectos sin tener que desplazarse o corregir constantemente. Es más probable que los trabajadores sientan una conexión entre ellos que va más allá de simplemente trabajar juntos cuando sea necesario para completar un proyecto. Una cultura de trabajo positiva enfatiza las fortalezas de cada empleado para hacer que la empresa sea más productiva y eficiente.

Significado

Una cultura empresarial positiva aumenta la satisfacción de los empleados con sus trabajos. El personal puede encontrar el entorno más motivador y sentir un mayor sentido de lealtad hacia la empresa cuando los miembros consideran que la cultura es positiva. Es más probable que disfruten venir al trabajo y quieren trabajar duro en un entorno que respalda, respeta y valora sus esfuerzos. Una cultura de trabajo positiva también ayuda a reclutar nuevos empleados del personal. Los candidatos de empleo pueden escuchar y ver signos de una cultura positiva, lo que los hace más interesados ​​en su empresa. Esto podría aumentar el número de candidatos calificados que solicitan vacantes.

Factores

El estilo de liderazgo es un factor importante en el establecimiento de la cultura del lugar de trabajo. Un gerente que lidere como un dictador sin involucrar a los empleados en el proceso probablemente creará un ambiente de trabajo negativo. Los empleados sienten que no son valorados y no tienen un papel importante en la empresa más allá de completar el trabajo que requieren los supervisores. La forma en que se trata a los empleados como un todo, incluida la justa implementación de políticas y recompensas de la empresa, es otro factor. Considere también la cantidad y el tipo de oportunidades de aprendizaje y avance que ofrece a los empleados.

Mejoras

Si la cultura actual de su empresa deja margen para la mejora, busque formas de crear un lugar más positivo para los empleados. Tener un panorama claro de a dónde quiere ir la compañía es un punto de partida crucial. Comparta esa visión con los empleados, dándoles un papel activo para lograrlo. Eso los hará sentir como un miembro valioso del equipo. Fomentar y respetar los aportes y la creatividad de los empleados puede mejorar la cultura. Tratar a cada empleado como algo más que un número puede crear un ambiente de trabajo positivo. Reconozca los hitos personales de los empleados, como cumpleaños, nacimiento de hijos y matrimonios, y logros en el trabajo, como promociones o la finalización exitosa de un proyecto importante.