Conflictos positivos y negativos en el lugar de trabajo

Donde hay gente, el conflicto a menudo existe. La gente está en desacuerdo por una variedad de razones. Muchos líderes empresariales intentan minimizar los conflictos en el lugar de trabajo para promover una cultura corporativa positiva con un alto nivel de moral en el equipo. Si bien los conflictos suelen considerarse negativos, los líderes empresariales deben considerar que existen aspectos positivos de los conflictos que mejoran los entornos de trabajo y la productividad.

Positivo: Debatiendo Pros y Contras de Ideas

Cuando los miembros del equipo se sienten seguros de que sus ideas son respetadas, están dispuestos a compartirlas libremente, lo que crea un entorno donde las reuniones de intercambio de ideas se convierten en oportunidades para discutir todos los aspectos de diferentes ideas. No hay juicio ni siquiera para la más loca de las ideas. Este enfoque sirve como combustible para todo el proceso creativo.

Los gerentes pueden necesitar aprender cómo fomentar un entorno de debate para que todos participen. Algunos miembros del equipo son naturalmente atraídos a hablar, mientras que otros pueden rehuir el compartir, especialmente si sus ideas no son comunes. Los gerentes pueden facilitar eficazmente las sesiones de intercambio de ideas y debate pidiéndole a cada miembro del equipo que hable, limitando el tiempo para que todos presenten una idea, y luego resumiendo cada idea en un gerente positivo para asegurar la comprensión.

Negativo: Argumentos menores

Pequeños argumentos conducen a altas tensiones en los espacios de trabajo. Los argumentos pueden ser sobre algo tan pequeño como alguien que está comiendo el almuerzo de otra persona o robando un espacio de estacionamiento. Si bien la discusión menor ocasional no es demasiado preocupante, los gerentes deben implementar un proceso para garantizar que la moral general no disminuya. No son solo las dos partes las que se ven afectadas. Si las tensiones continúan aumentando, todos lo sienten. Las personas pueden tomar partido o sentir la presión de apaciguar a una u otra parte para reducir la tensión.

Positivo: Comentarios de empleados y comentarios

Muchos empleados sienten que las revisiones y los comentarios de los clientes están forjados por la negatividad. Esto no tiene por qué ser el caso. Proporcionar a los empleados formas constructivas de mejorar y cumplir sus propios objetivos personales y profesionales no solo es positivo, sino que también es valioso para los propietarios de negocios. Cuando los empleados sienten que el jefe está invertido en sus metas y crecimiento, es más probable que los empleados se sumen a la visión general de la empresa. Los empleados sienten que están trabajando para lograr algo que no se limita a trabajar para alguien.

Las revisiones de los empleados deben ser una combinación de medición de estándares de desempeño, crítica constructiva y reconocimiento de las cosas bien hechas. También deben involucrar a los empleados con un diálogo activo y comentarios. Un diálogo bidireccional brinda a los empleados una voz que puede conducir a mejores procesos y mejores habilidades.

Negativo: discrepancia vocal con el liderazgo

Los grandes líderes empresariales desarrollan una cultura empresarial en la que los empleados adoptan la misión, la visión y los objetivos de la empresa. Es posible que las personas no siempre estén de acuerdo con algunas de las decisiones tomadas, pero cuando alguien se vuelve negativo y hostil hacia la dirección de la empresa, puede volverse canceroso en toda la organización. Decirle a los clientes que las cosas deben hacerse de manera diferente o constantemente malinterpretar las directivas administrativas no es productivo. Los gerentes deben abrir el diálogo con quienes no están de acuerdo en este nivel y permitirles expresar sus opiniones abiertamente de manera privada. Si este tipo de conflicto continúa o se intensifica, los gerentes deben determinar si el empleado sigue siendo adecuado para la empresa.