Propósito del análisis financiero

Los inversores individuales o las empresas que están interesadas en invertir en pequeñas empresas utilizan técnicas de análisis financiero para evaluar la información financiera de las empresas objetivo. Al examinar los estados financieros pasados ​​y actuales (balances, estados de ingresos y estados de flujos de efectivo), los inversores potenciales pueden formarse opiniones sobre el valor de las inversiones y las expectativas de desempeño futuro. El análisis financiero también puede ayudar a los propietarios de pequeñas empresas, ya que sopesan el efecto de ciertas decisiones, como los préstamos, en sus propias empresas.

Estados financieros

Si una empresa está interesada en invertir en una pequeña empresa, sus analistas financieros probablemente examinarán los estados financieros actuales y pasados ​​de la compañía. El objetivo sería descubrir posibles puntos débiles y cualquier área problemática que deba discutirse con los propietarios de la empresa. Los analistas buscarían movimientos inusuales en los ítems de un año a otro y patrones en los ingresos y ganancias. El crecimiento constante suele ser positivo, y los altibajos graves pueden ser un signo de discordia. Los estados de flujo de efectivo deben indicar cómo la empresa normalmente obtiene y usa el efectivo. El equipo de administración de una pequeña empresa podría realizar un análisis similar como parte de una revisión anual de la empresa. El asesor financiero o contable de la compañía podría participar en dichas revisiones.

Analisis de proporción

El análisis de ratios compara los valores dentro de la compañía de un año a otro y con otras compañías y la industria. Los índices de liquidez, como el índice actual (activos corrientes divididos por pasivos corrientes) muestran la capacidad de la empresa para pagar puntualmente sus obligaciones a corto plazo. La relación de deuda (los activos totales divididos por los pasivos totales) muestra cuánto de los activos de la compañía son proporcionados por la deuda. Un menor porcentaje muestra una menor dependencia de la deuda. Cuanto mayor sea el porcentaje, más riesgo asumirá la empresa. Los propietarios de negocios y los equipos de administración de pequeñas empresas pueden utilizar el análisis de proporción en su planificación regular, para medir sus empresas frente a otras en su industria. Si el análisis de la relación muestra que una empresa tiene una deuda mucho mayor que otras empresas en su industria, se le puede pedir al propietario que pague o reduzca algunos préstamos.

Rendimiento futuro

El análisis financiero puede ayudar a las pequeñas empresas en su planificación. La evaluación del balance de una empresa, el estado de ingresos y el estado de flujo de efectivo (interpretar las tendencias e identificar fortalezas y debilidades) puede proporcionar suficiente información para que la administración pueda hacer proyecciones de ingresos y ganancias de tres a cinco años. Con el conocimiento de las tendencias en la economía general y en la industria de la compañía, pueden hacer una estimación razonable de qué tan bien la compañía podría tener éxito en los próximos años. Dichos análisis pueden ser útiles para las empresas que necesitan planificar la compra de equipos y otras iniciativas.

Beneficios

Al emplear un análisis financiero experto de forma continua, las empresas pueden tomar decisiones de inversión o recomendaciones basadas en un razonamiento sólido. Las compañías podrían emplear sus propios analistas financieros que vigilarían las fortalezas y debilidades de la compañía y asesorarían a la alta gerencia en consecuencia. Alternativamente, algunas compañías podrían decidir contratar los servicios de consultores financieros que podrían realizar análisis financieros periódicos.