Rechazar a los solicitantes por teléfono

La forma en que una empresa rechaza a los solicitantes de empleo puede afectar su reputación y capacidad para reclutar a los mejores candidatos en el futuro. El manejo correcto de los solicitantes rechazados también minimiza la responsabilidad y la probabilidad de ser demandado. Mientras que las grandes empresas pueden verse tentadas a enviar cartas de rechazo estándar simplemente por el gran volumen de solicitantes que reciben, las pequeñas empresas, con un grupo de solicitantes más pequeño, pueden brindar un toque más personal al brindarles las malas noticias por teléfono.

Elige tus palabras con cuidado

Use frases positivas a lo largo de la llamada. Planifique lo que va a decir con anticipación y evite construcciones negativas. Por ejemplo, elija palabras como "no fue seleccionado" en lugar de "lamentablemente, fue rechazado". Permanezca cortés, honesto y amable, agradeciéndole al solicitante por su tiempo y felicitándolo por sus habilidades o calificaciones. Enfatice que la competencia fue fuerte y que el negocio tuvo la fortuna de poder elegir entre un gran número de candidatos bien calificados.

Razones para el rechazo

Proporcione la razón del rechazo para ayudar a los candidatos a aceptar su decisión como válida y no discriminatoria, pero exprese sus declaraciones con cuidado y mantenga las razones generales para evitar la responsabilidad. La honestidad es clave, pero evite hablar sobre los rasgos, atributos y personalidad del candidato. Si no puede dar una razón relacionada con el trabajo, evite dar una. Prepare su declaración antes de que comience la llamada, y no se involucre en detalles. Ofrezca comentarios más detallados solo si se siente cómodo haciéndolo y tenga algo significativo que decir. Puede ser más práctico limitar la retroalimentación a los candidatos internos, a quienes también puede brindar oportunidades para el desarrollo. Por ejemplo, si el candidato carecía de suficiente experiencia gerencial, ofrézcale la oportunidad de liderar un proyecto o equipo.

Discutiendo otros candidatos

Cuando un solicitante no obtiene el puesto, y especialmente si no ha discutido las razones específicas por las cuales, tal vez quiera averiguar sobre el candidato seleccionado. Trate de evitar entrar en una discusión sobre los otros candidatos, y no hable de sus calificaciones o experiencia específicas. Para minimizar la responsabilidad, evite afirmar genéricamente que el candidato seleccionado fue el "mejor ajuste" para el puesto y no discuta la edad, raza, género o cualquier otro factor demográfico del solicitante.

Qué no hacer

No deje un mensaje de voz con las malas noticias: esto es algo que es poco probable que el solicitante rechazado aprecie y pueda dañar la reputación de su pequeña empresa. Mantenga el control de la conversación y evite darle al candidato la oportunidad de hacer preguntas. No permita que se involucre en una discusión con el solicitante. Si persiste en pedir más información, reafirme su respuesta inicial, agradézcale por su solicitud y finalice cortésmente la llamada. Una vez más, la honestidad es la clave: si nunca más consideras al solicitante, no le des falsas esperanzas al alentarlo a solicitar la siguiente vacante.