La relación entre el diseño organizacional y los procesos de toma de decisiones

La eficiencia y la eficacia con que una organización toma decisiones puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. La estructura de toma de decisiones más adecuada dependerá de la naturaleza de la organización y sus objetivos. Por ejemplo, es más probable que una organización militar funcione jerárquicamente porque debe operar en situaciones de alto estrés que requieren decisiones inmediatas.

Jerarquía

Las organizaciones jerárquicas consisten en escalones superiores que toman todas las decisiones y escalones inferiores de funcionarios que cumplen órdenes. Una organización jerárquica es apropiada para situaciones donde no hay tiempo o libertad para la consideración democrática de alternativas. En los días de los barcos de vela, los capitanes dieron órdenes con la expectativa de obediencia inmediata. Cualquier otro arreglo organizacional podría haber resultado en un naufragio. Los individuos en los niveles más bajos de una organización jerárquica tienen poco que decir sobre cómo se ejecuta la organización. También tienen poca culpa cuando surgen problemas o la organización falla.

Consenso

Las organizaciones de consenso siguen un modelo que es lo opuesto a una jerarquía. En un grupo de consenso, se valoran las opiniones y opiniones de cada individuo, y la consulta continúa hasta que se llega a una decisión que sea aceptable para todos. Las ventajas de un grupo basado en el consenso incluyen un alto nivel de inversión en la eventual decisión de todos, porque eran parte de ella. Las desventajas incluyen el potencial de conflicto interpersonal y un proceso de toma de decisiones que consume mucho tiempo y, a veces, ineficiente. La mayoría de los grupos basados ​​en el consenso se basan en la discusión y el acuerdo en lugar de la votación y la regla de la mayoría.

Equipos

Muchas empresas y organizaciones estructuran sus operaciones en forma de equipos autónomos que se basan en tareas y objetivos. Estos equipos pueden ser responsables ante el poder ejecutivo, o pueden contar con la autoridad para tomar sus propias decisiones. La ventaja de esta estructura es que los ejecutivos y los altos mandos no tienen la obligación de tomar cada pequeña decisión. Las organizaciones pueden maximizar la eficiencia al delegar tareas instrumentales a equipos independientes, distribuyendo así la carga de trabajo de manera uniforme.

Corporaciones

Las corporaciones públicas son dirigidas por juntas de directores que toman decisiones sobre el funcionamiento de la compañía. Los directores representan los intereses de los accionistas, que pueden sumar miles en las grandes empresas. Los accionistas tienen una opinión sobre cómo se maneja la compañía, pero debido a que a menudo hay muchos de ellos, la aportación personal directa no es práctica. Los consejos de administración representan a los accionistas de la misma manera que los funcionarios electos representan a los votantes. Cuando sus decisiones resultan ser defectuosas y causan daños a la empresa y pérdidas de ganancias, los consejos de administración generalmente enfrentan la ira de sus accionistas por sus malas decisiones.