Relación entre el entorno laboral y la satisfacción laboral en una organización para la rotación de empleados

Un entorno de trabajo se compone de una serie de factores, que incluyen la cultura de la empresa, los estilos de gestión, las jerarquías y las políticas de recursos humanos. La satisfacción de los empleados es el grado en que los empleados se sienten personalmente satisfechos y contentos en sus funciones laborales. La rotación de empleados es la tasa a la que los empleados dejan a sus empleadores, ya sea voluntaria o involuntariamente. Estos tres conceptos distintos están inseparablemente vinculados; los entornos laborales influyen en gran medida en la satisfacción de los empleados, que a su vez afecta directamente las tasas de rotación de los empleados. Saber cómo usar un ambiente de trabajo positivo para aumentar la satisfacción de los empleados y reducir la rotación de personal es una clave para desarrollar una fuerza laboral de alto rendimiento.

Respeto personal

El respeto personal por los empleados en todos los niveles de una empresa es una parte integral de un ambiente de trabajo positivo. El respeto personal en el lugar de trabajo abarca cuestiones como la discriminación basada en la edad, el género o el origen étnico, el acoso sexual y el papel de la política personal en la formación de relaciones en el lugar de trabajo.

En general, cuanto más respeto personal se da a los empleados en el trabajo, más satisfechos estarán en sus trabajos. La falta de respeto personal puede hacer que los empleados en puestos bien remunerados renuncien a sus trabajos, lo que aumenta la rotación de empleados. Por otro lado, una gran cantidad de respeto personal puede hacer que los empleados pasen por alto salarios más bajos debido a una mayor satisfacción interna.

Oportunidades de crecimiento

El grado en que las empresas ofrecen oportunidades de crecimiento personal y profesional para los empleados influye en el entorno laboral general. Las oportunidades para aprender nuevas habilidades, asumir nuevas responsabilidades, lograr una mayor compensación y obtener nuevos puestos pueden permitir a los empleados establecer y trabajar para alcanzar metas, transmitiendo un sentido de logro personal que aumenta la satisfacción de los empleados. Los empleados rara vez prefieren permanecer estáticos en sus carreras por mucho tiempo. Más bien, la mayoría de las personas buscan continuamente oportunidades para avanzar. Proporcionar estas oportunidades puede mantener los niveles de rotación de sus empleados bajo control, ya que los empleados se quedan con usted durante más tiempo para lograr sus objetivos personales y profesionales.

Estilos de gestión

Los diferentes dueños de negocios y gerentes utilizan diferentes estilos de administración. Los gerentes pueden ser colaborativos, trabajando junto a subordinados para realizar tareas. Los gerentes pueden ser facilitadores, apartarse y asegurarse de que los empleados siempre tengan las herramientas, los materiales y la información que necesitan para hacer su trabajo. Los gerentes también pueden ser coercitivos y dominantes, micro-administrando cada movimiento de los empleados.

Ningún estilo de gestión único es mejor que otro. El mejor estilo de gestión para cualquier situación dada depende de la naturaleza del trabajo que se realiza y de las necesidades y preferencias de los empleados que realizan el trabajo. Ajustar el estilo de gestión adecuado a la situación adecuada puede aumentar la satisfacción de los empleados y mantener bajos los índices de rotación.

Cultura de la empresa

Los conceptos de cultura de empresa y ambiente de trabajo pueden confundirse fácilmente, pero existen diferencias distintivas entre los dos. En pocas palabras, un entorno de trabajo es el resultado y el producto de la cultura distintiva de una empresa. La cultura de la empresa incluye elementos como la forma en que se manejan los conflictos, la libertad de probar cosas nuevas y fallas sin consecuencias, las políticas de vestimenta, los estilos de comunicación predominantes y otros detalles intangibles.

Al igual que los estilos de gestión, ninguna cultura empresarial es intrínsecamente mejor que otra. Las culturas de la empresa deben encajar con sus empleados para aumentar la satisfacción laboral, o de lo contrario, los empleados pueden buscar en otro lugar para encontrar un lugar de trabajo que se adapte mejor a sus personalidades.