La relación de la cultura organizacional con la retención de empleados

Ninguna organización prospera sin retener a sus artistas más brillantes. Cuando los empleados llevan sus talentos a otra parte, un factor decisivo es la cultura organizacional o el entorno laboral. Para abordar estos problemas, las empresas exitosas crean una cultura en la que se cortan los problemas en el brote. El objetivo son los empleados que se sienten más profundamente comprometidos con su empleador.

Comunicaciones de los empleados

La retroalimentación y el mantenimiento de comunicaciones honestas son los distintivos de la estrategia de retención de empleados. Los propietarios y gerentes de negocios logran esos objetivos a través de reuniones y encuestas periódicas, que pueden arrojar luz sobre por qué los empleados consideran irse. A través de entrevistas con empleados descontentos, las empresas pueden trabajar para mejorar las áreas de insatisfacción, como con el sistema de beneficios. Al tomarse el tiempo para escuchar, las empresas construyen una cultura de lealtad que reduce el riesgo de rotación.

Satisfacción laboral

La retención de empleados es una batalla para los corazones y las mentes. La calidad de la cultura organizacional afecta este debate, porque la insatisfacción con un supervisor es una de las razones más comúnmente citadas para dejar un trabajo, "Inc." informó en 2010. Las empresas que se centran únicamente en las recompensas y motivaciones pierden el panorama cuando las relaciones de trabajo se vuelven amargas. Para los empleados atrapados en una economía difícil, existen menos opciones para resolver estos problemas. Aún así, los gerentes que no toman la temperatura interna de su empresa corren el riesgo de perder a sus mejores talentos una vez que la economía mejora.

Dinámica Gerencial

Las organizaciones viven o mueren por su dinámica empresarial. Los administradores deficientes gobiernan mediante el miedo y la manipulación, creando una cultura de "sí, hombre" que ahoga las buenas ideas, señala "CNN Money". Para crecer, los empleados deben creer que sus voces serán escuchadas, incluso si la administración no está de acuerdo. Jay Grinney siguió este enfoque como el nuevo CEO de HealthSouth, una compañía de Birmingham, Alabama, sacudida por investigaciones criminales y demandas civiles. Grinney instituyó trimestralmente sesiones estilo "ayuntamiento" para que los empleados y los gerentes superiores hicieran preguntas. Tales medidas ayudan a reconstruir la credibilidad de una empresa y restaurar la confianza de los empleados.

Equilibrio trabajo-vida

Equilibrar la vida y el trabajo es cada vez más importante para los empleados a la hora de decidir si seguir con un empleador. En una cultura organizacional saludable, los gerentes brindan formas de mantener ese equilibrio, incluidos horarios flexibles, servicios en el lugar y opciones de trabajo desde el hogar. Las empresas que promueven estas opciones tienen menos probabilidades de perder trabajadores que pueden aumentar su éxito.