Comenzando una compañía de jugos exprimidos a mano

Comenzar una empresa de zumos exprimidos a mano requiere seguir muchos de los mismos requisitos estatales y federales de seguridad alimentaria que otras compañías de zumos de fruta en todo el país. El cumplimiento de estas normas de seguridad es obligatorio para evitar la propagación de bacterias y proteger a los consumidores de productos contaminados. Estas regulaciones afectan todas las fases del negocio para una empresa de jugos recién exprimidos, incluidas las operaciones de compra, almacenamiento y producción de pulpa de fruta.

Comprando Frutas Seguras

La compra de frutas y otros productos de un productor con licencia en los Estados Unidos o de un productor extranjero con la aprobación del Servicio de inspección de sanidad animal y vegetal es esencial para obtener productos seguros para el consumo humano. Los productores nacionales y extranjeros adquieren estas licencias y aprobaciones al mantener estándares de limpieza, inspección y empaque cuando manejan frutas y otros productos. No comprar frutas y otros productos de estas entidades autorizadas puede resultar en multas de las agencias reguladoras federales. Los juicios civiles también pueden resultar si el jugo de fruta de una empresa creado a partir de fruta contaminada daña a los consumidores de alguna manera.

Manejo seguro de alimentos

Operar una empresa de jugos exprimidos a mano requiere que una empresa contrate empleados para exprimir la fruta para crear jugo. Mantener el cumplimiento de las ordenanzas estatales y locales para el manejo seguro de alimentos requiere un negocio de este tipo para asegurarse de que todos los trabajadores que tocan alimentos destinados al consumo humano directo usen guantes adecuados y redes de pelo o gorros restrictivos en todo momento. Las normas y regulaciones estatales también pueden exigir que los empleados y gerentes reciban una certificación en el manejo adecuado de los ingredientes crudos, incluidas las frutas y verduras frescas. Esta capacitación enseña a los empleados y gerentes cómo se propagan las bacterias y los patógenos a través de los alimentos y las técnicas para ayudar a evitar la contaminación del producto.

Almacenamiento seguro de productos de frutas

Las instalaciones de almacenamiento que cumplen con las normas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Son obligatorias para una empresa de jugos exprimidos a mano. Mantener la temperatura de la fruta y el jugo a una temperatura constante de 40 grados Fahrenheit o inferior es necesario para inhibir el crecimiento de bacterias y reducir las tasas de deterioro de los suministros de fruta fresca de la compañía. La preparación de jugos de frutas hechos de productos almacenados de manera inadecuada representa un riesgo grave de enfermedad para los clientes que los consumen.

Análisis de riesgos de la FDA

El análisis de peligros y los puntos de control críticos, o HACCP, es un sistema de gestión aprobado por la FDA para controlar la propagación de patógenos, sustancias químicas y bacterias con respecto a los productos alimenticios. En la publicación, lograr una reducción de patógenos de cinco registros (o tratar su jugo mediante un proceso que lleva a una disminución de 100, 000 veces en el número de microorganismos) es obligatorio para cualquier compañía que venda jugo de fruta fresco o preenvasado. La empresa puede lograr la reducción de patógenos a través de la pasteurización, la radiación UV o una combinación de estas técnicas. Además, la FDA exige que los pasos de reducción de patógenos y el envío del producto se realicen en el mismo lugar. Esto ayuda a limitar las posibilidades de crecimiento de nuevas bacterias mientras el producto está en tránsito.