Empresa de inicio Cuestiones organizativas

En las empresas de nueva creación con una fuerza laboral pequeña, todos los empleados pueden asumir una amplia gama de tareas y roles fuera de la descripción de su trabajo tradicional. A medida que una nueva empresa crece y sus empleados se ajustan a sus posiciones y trabajan juntos, pueden surgir problemas organizacionales específicos. Resolver estos problemas organizativos de la compañía de inicio es vital para establecer un marco en el que la empresa pueda agregar nuevos empleados a medida que crece.

Responsabilidad

La cuestión de quién informa a quién es un problema fundamental que puede surgir en empresas muy pequeñas. En compañías con menos de cinco empleados, por ejemplo, los empleados pueden sentirse más como socios comerciales y menos como subordinados al fundador de la compañía, y es posible que aún no se hayan establecido relaciones claras de información. Una empresa de este tamaño puede operar eficientemente con una estructura tan flexible, pero se debe establecer una jerarquía formal antes de que la empresa adquiera demasiados empleados nuevos. Las líneas claras de responsabilidad son esenciales a medida que la empresa crece.

Flujos de información

Asegurarse de que la información llegue a las personas adecuadas es fundamental en cualquier negocio, pero puede ser un reto en una empresa nueva. De manera similar al tema descrito, la información puede provenir de una amplia gama de fuentes, y el empleado que recibe la información puede no saber qué hacer con ella o a quién pasarla.

Considere, por ejemplo, el caso de un negocio de promoción de conciertos para cinco personas en el que uno de los socios gerentes solicita un kit de prensa de un artista específico. Cuando llega el paquete de prensa y es recibido por el director de marketing, es posible que el director no tenga idea de que el socio haya solicitado el kit, y que el socio no descubra que el kit ha llegado hasta unos días más tarde. En una empresa más grande con una estructura organizativa sólida, este problema se eliminaría. El socio le habría dicho a su asistente administrativo que esperara el kit de prensa, y el asistente lo habría enviado inmediatamente después de recibirlo.

Responsabilidad

Determinar específicamente quién hace lo que puede ser un desafío para las startups. Todos los empleados, especialmente los propietarios y socios gerentes, asumen mucha más responsabilidad que sus compañeros en compañías establecidas. Los CEO pueden doblar como recepcionistas, por ejemplo, mientras que los socios gerentes hacen cafés y los directores ejecutivos abren el correo. Crear descripciones de trabajo claras y completas es vital antes de expandirse y contratar a un gran número de empleados.

Autoridad

Saber quién tiene la autoridad para tomar qué decisiones también puede ser un desafío para las empresas emergentes. Debido a que, como se mencionó, todos los empleados asumen responsabilidades adicionales en una puesta en marcha, puede ser difícil para los empleados saber qué decisiones debe tomar el propietario o los socios gerentes.

Tal vez, por ejemplo, el representante único de servicio al cliente en una empresa nueva tenga la autoridad para autorizar los reembolsos de los clientes, pero el vicepresidente de operaciones quiere que solicite aprobación antes de reembolsar un pedido superior a $ 500. Si este requisito no se comunica claramente, podría producirse confusión. Definir claramente qué situaciones pueden ser manejadas por qué empleados es una necesidad para cualquier compañía en crecimiento.