El concepto de equipo de dinámica de grupo y las fortalezas y debilidades de los equipos de negocios

Sus acciones como gerente de una pequeña empresa tienen un impacto directo en el éxito de los equipos dentro de su organización. Los gerentes que asumen la responsabilidad de los errores, que fomentan la discusión abierta de ideas y que no temen las críticas liderarán equipos más productivos que los gerentes que son dictatoriales, argumentativos y que culpan a los demás cuando las cosas salen mal. Los equipos disfuncionales son especialmente problemáticos en un entorno de pequeñas empresas, donde los conflictos de equipo pueden interrumpir a toda la empresa. Los gerentes deben darse cuenta de cómo la dinámica de grupo puede afectar el éxito de un equipo y aprender la mejor manera de administrar grupos.

Relaciones

Las amistades y los subconjuntos de relaciones dentro de un grupo pueden afectar drásticamente la dinámica del equipo; pueden ser fortalezas o debilidades, según la naturaleza de las relaciones mismas, la cantidad de personas involucradas en las relaciones y el poder percibido de los empleados en las relaciones. Por ejemplo, un grupo de cuatro amigos en un equipo relativamente pequeño podría ser suficiente para influir en la votación, impulsando la agenda interna del equipo. Los compañeros de trabajo que no forman parte del círculo interno pueden sentirse excluidos y excluidos, lo que genera resentimiento y falta de comunicación con los miembros de la "multitud". Sin embargo, a la inversa, las amistades existentes pueden ayudar a un equipo a trabajar de manera más cohesiva, proporcionando un ambiente amigable e inclusivo que mejora la moral de los miembros y aumenta la productividad.

Culturas

Un equipo formado por varias culturas diferentes a menudo podrá pensar en una variedad de enfoques diferentes para resolver un problema, lo cual es una gran fortaleza para el equipo. Sin embargo, la combinación de múltiples culturas en un equipo también puede tener un impacto negativo en la dinámica del grupo, en particular, la comunicación, que es fundamental para el éxito del equipo. Esto es particularmente cierto cuando los miembros de un solo equipo son multinacionales o están basados ​​en diferentes países. Las normas y expectativas sobre cómo deben operar los miembros de un equipo, quién actuará como líder informal y cómo se debe compartir la información entre los miembros son todos específicos de la cultura. Los gerentes deben esbozar directrices claras para cada uno de estos factores desde el principio, para minimizar cualquier falta de comunicación.

Confianza

La confianza es un componente esencial de un equipo exitoso. Los equipos con participantes que confían en las decisiones y acciones de los demás pueden trabajar más rápido para lograr los objetivos, mientras que los equipos cuyos miembros no confían entre sí perderán tiempo discutiendo los próximos pasos y microgestionando las ideas de los demás. Los miembros del equipo que confían entre sí no tienen nada que temer de conflictos y desafíos saludables, lo que reduce la probabilidad de que las personas acepten una idea solo porque temen las consecuencias si no están de acuerdo. Se necesita tiempo para generar confianza en un equipo, por lo que lo que puede comenzar como una debilidad puede convertirse en una fortaleza con el tiempo.

Funciones y responsabilidades

Los equipos de negocios fuertes tienen roles y responsabilidades claramente definidos. Cada participante sabe cuáles son sus propios deberes y entiende en qué miembros del equipo puede confiar para obtener ayuda para realizar la tarea. Aunque la división del trabajo entre los miembros del equipo a menudo se determinará naturalmente a lo largo del tiempo, los gerentes pueden facilitar este proceso asignando tareas y roles a los participantes dentro de un equipo. Considere rotar los deberes entre los miembros del equipo para prevenir los celos internos.