Las tres responsabilidades principales de un gerente

Un gerente debe ser competente en varias áreas para ser un líder eficaz, uno que pueda motivar a los empleados para que se desempeñen en sus capacidades más altas. Un gerente se diferencia de sus subordinados porque debe medir su éxito por lo que puede lograr que otros logren, y no solo por lo que puede hacer por su cuenta. Si bien las opiniones varían acerca de las principales responsabilidades específicas de un gerente, el desempeño efectivo de ciertas funciones clave asegurará el éxito a largo plazo en la gestión.

Propina

  • Las opiniones varían sobre las principales responsabilidades específicas de un gerente, pero ciertamente incluyen liderazgo, administración y delegación efectiva.

Visión y liderazgo

Un buen gerente se mide no tanto por lo que hace como por lo que puede hacer que otros hagan. A menudo debe guiar a las personas en direcciones que no quieren ir y lograr que cumplan cosas que de otra manera no harían. Un gerente efectivo debe poder establecer una visión para su organización o departamento, y hacer que su personal vea el valor de esa visión.

Administración del departamento

Un gerente debe poder supervisar o administrar la operación del área de la que es responsable. Los requisitos del día a día varían, y él debe poder alterar su tarea actual, a veces en cualquier momento. La mayoría de las operaciones también incluyen informes y requisitos financieros, así como el personal y las obligaciones legales que deben cumplirse de manera oportuna. El gerente debe poder garantizar que todos los requisitos de su departamento se cumplan a tiempo.

Delegación de tareas a otros

El funcionamiento de un departamento u organización generalmente requiere más trabajo del que cualquier persona podría realizar por su cuenta. Un gran administrador puede delegar la carga de trabajo de un departamento de manera efectiva y monitorear su progreso hacia la finalización sin delegar la responsabilidad final de este trabajo. También debe saber exactamente de qué es capaz cada miembro de su personal y darles un trabajo que puedan completar de manera efectiva y al mismo tiempo desafiarlos a lograr más.

Otras consideraciones en la gestión

La venta es una responsabilidad clave en cualquier organización con fines de lucro, y los mejores gerentes se dan cuenta de que también son una parte integral de esto. Incluso las organizaciones sin fines de lucro deben vender, aunque pueden estar vendiendo solo su imagen o sus objetivos. El gerente también afecta la moral general de su departamento y se da cuenta de su responsabilidad de establecer el tono para las operaciones diarias. También debe ser profesional en todo momento y no debe permitir que sus sentimientos y opiniones personales interfieran con las responsabilidades del lugar de trabajo.