¿Qué crees que constituye un buen servicio al cliente en una empresa?

Brindar un buen servicio y mantener contentos a los clientes puede tener un impacto positivo en los resultados de su empresa. El servicio de calidad comienza con la capacitación del personal sobre las mejores prácticas en atención al cliente y el establecimiento de pautas específicas sobre cómo se espera que los consumidores sean tratados en su negocio.

Ambiente acogedor

Ya sea que ejecute un centro minorista o una oficina comercial, los clientes siempre deben ser reconocidos y tratados con respeto cuando ingresan a su establecimiento. Decir hola, ofrecer asistencia o dejar que los clientes sepan que alguien les ayudará en breve. Ignorar a los clientes o comportarse como si fueran un inconveniente es una forma segura de decirle a los clientes que no son importantes para su negocio.

Personal bien informado

Sus empleados deben poder ayudar eficazmente a sus clientes con todas sus necesidades. Esto significa contratar personal capacitado y calificado y capacitarlos en las políticas y procedimientos de su empresa. Proporcione a los empleados soporte de respaldo y bríndeles recursos para usar si no pueden manejar a un cliente solo. Por ejemplo, asocie personal sin experiencia con gerentes experimentados o tenga un supervisor de guardia en todo momento.

Comunicación rápida

Cuando los clientes se pongan en contacto con su empresa, responda rápidamente. Responda el teléfono lo más rápido posible, evite los largos tiempos de espera y espera, y responda a las consultas por correo electrónico dentro de las 24 horas, si es posible. Si no sabe la respuesta a una pregunta, sea directo con los clientes y asegúrese de que encontrará a alguien que pueda ayudarlos. Continúe para asegurarse de que la información apropiada se transmita de manera oportuna.

Tiempos de espera cortos

No haga que los clientes hagan largas filas para hablar con un representante de servicio al cliente o hacer una compra. Personalice su negocio para satisfacer las necesidades de los clientes y contrate empleados adicionales o ayuda temporal cuando su negocio esté ocupado. Esto demuestra respeto por el tiempo de su cliente.

Enfoque honesto

No engañe a los clientes con políticas vagas o términos de venta complejos. Los clientes pueden ser apagados cuando usted coloca demasiadas condiciones en cupones, descuentos y promociones. Desarrollar políticas escritas para problemas relacionados con los cheques de lluvia, reembolsos y devoluciones. Los clientes apreciarán su enfoque directo, y sus empleados pueden seguir sus pautas para brindar un servicio consistente y efectivo.

Atención postventa

No termine su buen servicio al cliente con el cierre de una venta. Manténgase en contacto con los consumidores y proporcione un servicio postventa. Di gracias, especialmente por las grandes ventas. Seguimiento para asegurar la satisfacción y desarrollar una relación a largo plazo. Este enfoque puede ayudarlo a cultivar negocios repetidos, así como a hacer publicidad positiva de boca en boca a través de clientes satisfechos.