¿Cuál es la relación entre el comportamiento organizacional y las teorías psicológicas?

El comportamiento organizacional se refiere a la forma en que las personas, ya sea como individuos o en grupos, se comportan dentro del contexto de una organización. Las teorías psicológicas, mientras tanto, buscan explicar las razones por las que las personas se comportan como lo hacen. La intersección del comportamiento organizacional y la teoría psicológica permite comprender por qué las personas actúan como lo hacen en el contexto del trabajo. Esta información puede ayudar a los líderes a crear entornos propicios para un mejor desempeño. Las teorías psicológicas específicas tienen diferentes relaciones con los comportamientos organizacionales.

Motivación

La motivación en los empleados les permite mantener el esfuerzo en una dirección particular durante un período de tiempo. Naturalmente, la dirección quiere empleados motivados. Pero, ¿motivado por qué y con qué fin? La teoría psicológica a menudo intenta explicar la motivación a través de la evaluación de las necesidades de las personas. En la teoría de Maslows, por ejemplo, las necesidades se ordenan desde las de supervivencia básica hasta la realización metafísica. La menor necesidad no satisfecha, según la teoría, es la que conduce el comportamiento de un individuo. Unir las motivaciones de los empleados con las necesidades de una empresa puede ayudar a los líderes a alcanzar sus metas.

Reciprocidad

La teoría del intercambio social se refiere al comportamiento cooperativo y recíproco que surge cuando una persona recibe algún beneficio. Una relación comienza cuando un benefactor otorga algo a otro y el receptor, a su vez, devuelve el favor al convertirse en el benefactor. A medida que el intercambio de beneficios continúa, la relación crece y se basa en un sentido de obligación mutua y un contrato implícito. En términos de comportamiento organizacional, las teorías de intercambio social predicen que aquellos en roles de liderazgo pueden obtener respaldo de los empleados para las agendas de la compañía si esos empleados son tratados favorablemente. Si una organización rompe su contrato al no mantener los beneficios, los empleados pueden sentirse liberados de su contrato con el empleador a costa de la lealtad y el esfuerzo en nombre de la empresa.

Positividad

El advenimiento del siglo XXI vio el desarrollo de una nueva forma de abordar el comportamiento organizacional. En lugar de tratar de eliminar lo negativo, la teoría psicológica actual busca acentuar lo positivo. Este nuevo estudio cae bajo el movimiento de la psicología positiva. Frases como "comportamiento organizacional positivo" o "psicología organizacional positiva" se usan cuando la psicología positiva se aplica al comportamiento organizacional. Aplicado de esa manera, observa el capital psicológico positivo de una organización; en otras palabras, este nuevo enfoque teórico hace hincapié en lo que es correcto y determina de dónde proviene para que una organización pueda propagar más de lo mismo. Confianza, esperanza, resiliencia y optimismo: estos son los rasgos psicológicos positivos importantes que se encuentran detrás de la actividad constructiva y el comportamiento organizacional. Este capital puede pertenecer a individuos, grupos, líderes y a la propia organización.

Pertenencia al grupo

La teoría de la identidad social se refiere a la identidad que una persona siente como miembro de un grupo. El sentido de pertenencia a un grupo puede ser una fuerza poderosa en una organización porque las personas tienden a favorecer a otras personas que forman parte de su grupo como una extensión de sí mismos. Esto puede ser perjudicial si la identidad social se basa, por ejemplo, en la raza o el género. Por otro lado, la identidad social puede crear un sentido de camaradería entre los miembros de un equipo de trabajo y darle una ventaja competitiva.